Aquél día estaba disfrutando de una comida con mi amigo Carlos que vino desde Barcelona a verme. Como siempre ocurre cuando nos juntamos, nuestras conversaciones son cuando menos estimulantes.

En un momento dado, Carlos me dijo – “Héctor, el mundo ahora lo dominan los bits, hacia allí caminamos, es el presente y el futuro, es la tendencia de la sociedad.”– Y me puso algunos ejemplos de empresas y sectores con un alto grado de digitalización sin el cual hoy no podrían existir.

A lo que respondí -“Carlos, cuando vamos de viaje, afición número uno a nivel global, la experiencia la forman la rica comida de la zona, sus gentes, el impresionante templo budista o sus espectaculares paisajes. Por supuesto que con una buena app de gestión del viaje, de geolocalización o de realidad aumentada, tu experiencia puede mejorar sustancialmente. Pero el viaje se puede hacer (y así se hacía hasta hace poco) sin apps (bits), y sin embargo no se puede hacer sin medios de transporte, comida, gentes, monumentos y paisajes (átomos).”

Como veía que cada uno seguíamos con lo nuestro y la conversación había entrado en bucle, le dije:

“La auténtica revolución que lo está cambiando todo es la revolución silenciosa del despertar de las consciencias

“Te invito a que lo googlees.”- le dije.  Y seguí nuestra comida sin mediar palabra sobre el asunto. Imagínate la cara que se le quedó. Al día siguiente por la mañana me escribió un mensaje emocionado porque en sus sugerencias de las redes sociales le había aparecido como por arte de “magia” un artículo sobre el tema.

Modo automático VS modo consciente.

¿Te has preguntado alguna vez por qué piensas lo que piensas, te comportas como te comportas y reaccionas ante los hechos como reaccionas? ¿Y para qué estás en este mundo, cuál es tu cometido?
Si nunca te has preguntado esto o si lo has hecho y rápidamente, tras un amago de dolor de cabeza y confusión, has decidido volver a tu estado “confortable”, significa que sigues en modo automático.
Si lo has hecho, y vas encontrando respuestas, eso es que has despertado a tu consciencia, o sea, que vas en modo consciente (o al menos has empezado este camino, aunque aún sigas teniendo momentos de reacciones automáticas).

En el modo automático te identificas con tus ideas, ideología política, religión, nacionalidad o equipo de fútbol. Rechazas a los que cambian de opinión (chaqueteros les llamas) o cambian de valores. Además te tomas los comentarios hacia ti como algo personal, buscas la complacencia, la atención y/o la aprobación de los demás (ya sea provocando caricias emocionales o conflictos) y “saltas” o reaccionas violentamente ante ciertas cosas que para ti son intocables (porque te identificas con ellas, recuerda). Tu estabilidad depende de ser aceptado socialmente y buscas, como el aire para respirar, a tu tribu (¿Recuerdas lo de ideología política, religión o equipo de futbol?). No aceptas las diferencias ni a los diferentes, pues tu ego les considera una amenaza al no pertenecer a tu tribu, fruto de su ignorancia. Buscas escusas para no hacer los cambios que necesitas y argumentos racionales para defender tus ideas, y siempre los encuentras (los argumentos y las escusas). Consideras que tu pasado condiciona al 100% tu futuro. Funcionas desde el miedo y la desconfianza. Criticas, odias e incluso empleas tu energía en boicotear a quienes consideras tus enemigos. Y adoptas el rol de víctima o incluso salvador de los demás. Y lo más divertido es que muchas de estas cosas están siendo así dentro de ti, pero lo desconoces. Recuerda que no las has hecho aún conscientes, vives en la oscuridad, en tu propia oscuridad.

En el modo consciente sales de ti, ves las cosas neutras, desde fuera (yo digo “con un pie dentro y otro fuera”). Te desapegas de los resultados. Sabes que eres un ser vivo en evolución constante y que tus valores evolucionan contigo, no permanecen eternos. Sabes que eres todo lo que necesitas y sabes que eres interdependiente de los demás, pero no dependiente de sus aprobaciones. No tienes una necesidad vital de estar en una tribu. Aceptas a los demás porque primero te has aceptado a ti, para lo cual has hecho el ejercicio de conocerte. Conocerte de verdad, no con los ojos de quienes han decidido, probablemente con la mejor de sus intenciones, moldearte para convertirte en lo que ellos (escuela, familia, amigos, sociedad) quisieran. Vas aumentando tu nivel de consciencia en todas tus facetas de la vida, en cada uno de los 7 niveles de consciencia. Funcionas desde el amor y la confianza. Has encontrado tu autenticidad a través del autoconocimiento. Y sabes que aunque tu pasado te ha llevado hasta aquí, el futuro lo moldeas tú. En definitiva, en modo consciente vives como el nuevo paradigma que muestro en esta infografía que creé en 2013.

No estás solo/a.

Esto que cuento no es nuevo. Sócrates decía ya hace ¡25 siglos! perlas como:

  • ”Las verdaderas batallas se libran en tu interior”.
  • “El camino más noble no es someter a los demás, sino perfeccionarse a uno mismo”.
  • “Entenderse a uno mismo es el inicio del conocimiento”.
  • “Sólo el conocimiento que llega desde el interior es verdadero conocimiento”.
  • “Es mejor cambiar de opinión que mantenerse en la errónea”.
  • “Nunca temeré o evitaré algo que no conozco”.
  • “Para encontrarte a ti mismo, piensa por ti mismo”.
  • “Nada se aprende tan bien como lo que es descubierto”.
  • “Una vida que no ha sido examinada no merece ser vivida”.
  • “No la vida, sino la buena vida, es lo que debe ser más valorado”.
  • “Solo existe un bien: el conocimiento. Solo hay un mal: la ignorancia”.

Estas palabras que te escribo hoy podrás escucharlas de millones de personas en todo el planeta que ya han despertado sus consciencias. Sí, millones. Si aún te suena extraño que tanta gente esté en este camino de despertar sin tú haber oído antes sobre esto, es porque filtras la información que te llega (radio, TV, prensa, Internet, redes sociales, amistades, eventos, etc.) para escuchar sólo lo que te crea una (falsa) sensación de seguridad: sólo lo que está en tu zona de confort (zona de “lo conocido”, por si tu ego repudia el concepto “zona de confort”) evitando por miedo lo desconocido. Y a tu radar aún no ha llegado este tipo de pensamientos y conocimiento.

La crisis del coronavirus es una oportunidad única para estar contigo y despertar tu consciencia, ya que estás fuera de tu zona de confort. ¿Por qué no aprovecharlo para dar un salto de verdad en tu vida?

Transformando el sistema con un pie dentro y otro fuera.

Al principio de esta crisis estuve ingresado una semana en un hospital. Mi riñón había dejado de funcionar. Una noche, entró en el nuevo turno una enfermera que no había visto antes. Tras intercambiar unas breves palabras y viendo mi preocupación por la evolución de mi enfermedad, me dijo -“¿Te puedo hacer unas preguntas? No suelo hacerlo pero creo que contigo no hay problema.”- Me pidió salir de la habitación (no quería que mi compañero de habitación nos escuchara) y su primera pregunta fue –“¿Has tenido alguna preocupación importante últimamente?”-
Así comenzó una conversación que me llevó a una potente toma de consciencia sobre qué me había llevado al hospital en el que me encontraba. Ella tenía, al igual que yo, una visión holística de la salud, y es consciente de que cuerpo, mente, emociones y espíritu están estrechamente conectados. Me dijo que busca siempre pasar desapercibida. Que lleva muchos años trabajando en la misma planta y que al principio sus compañeros (médicos y enfermeras) se reían de ella. Ahora, cada vez que entra un nuevo paciente, los médicos la consultan. Quieren saber su opinión. También me enseñó el borrador de su libro, el cual lleva años escribiendo pero que por alguna razón no se atreve a publicar aún. Ella, con un nuevo paradigma para occidente (en oriente nos llevan siglos de ventaja), está transformando el sistema con un pie dentro y el otro fuera. Silenciosamente.

El mundo está viviendo una auténtica revolución como probablemente nunca antes había vivido. Y en parte Internet y las redes sociales han contribuido a que el alcance de esta revolución sea global y de este calibre. Vivimos la revolución de las personas que asumimos la responsabilidad y las riendas de nuestras vidas y que queremos seguir desarrollándonos y creciendo para ser la mejor versión de nosotros para el mundo:

La revolución silenciosa del despertar de la consciencia.

Cada uno de la suya y sin embargo, y sin quererlo, inspirando al despertar de las consciencias de los demás. Cada uno de la suya.
Comencé este camino con 17 años (hace casi 30) en la crisis de identidad de la adolescencia, que en mi caso fue muy fuerte, y aún sigo en él, porque este camino no termina.

Y una cosa que he observado es que aquellos que hemos empezado este camino (que no es fácil, pero yo al menos no he encontrado otro camino mejor) nos comprometemos con ayudar a despertar a nuestros semejantes. Este es mi propósito y el de Honest Strategy, el movimiento que creé con la misión de que todas las personas puedan ser auténticas e innovadoras (que abracen y lideren los cambios) tomando las riendas de sus vidas para ser felices, exitosas y sostenibles.

¿Te sumas a la revolución silenciosa del despertar de la consciencia?

 

PD: puedes empezar por sumarte al movimiento Honest Strategy y recibir este tipo de información (y otras), que aún no habías puesto en tu radar, a través de nuestra newsletter HonestNEWS en el formulario al final de esta página.

 


Hector Robles consciencia liderazgo conferenciante conferencista speaker

Héctor Robles es fundador del movimiento Honest Strategy. Experto en innovación, liderazgo y transformación con más de 25 años de experiencia, crea en 2001 la consultora de innovación y transformación DOMO.es. Su propia vida es un ejemplo de reinvención, desarrollo personal y superación. Héctor cree que la clave del éxito, la felicidad y la sostenibilidad de personas y empresas pasa porque funcionen desde su autenticidad, guiados por un propósito de servicio y con una mentalidad innovadora que abrace los cambios, que son los 3 principios del manifiesto Honest Strategy, bajo los cuales facilita la transformación de personas y empresas desde 2008. Ha recibido varios premios internacionales de innovación, es autor de varias patentes y conferenciante profesional desde 2007, trasladando su conocimiento y reflexiones en su blog personal y el de Honest Strategy

Únete al movimiento Honest Strategy

Compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

siete − 5 =

Publicar comentario